Buscar
  • Christian Del Rey

Microscopios dentales: tratamientos más precisos, rápidos y duraderos

Actualizado: 26 oct 2020

Fue en el año 2003 cuando incorporamos el primer microscopio en la Clínica del Rey. Desde entonces hasta hoy no solo hemos equipado nuestra clínica con los más modernos microscopios, si no que nos hemos convertido en una referencia mundial en odontología microscópica.





La marca Zeiss lidera el mundo de las ópticas a nivel mundial. Lentes intraoculares, objetivos y microscopios son solo algunos de los productos que incorporan su tecnología.


Especialidades como la Otorrinolaringología, la Oftalmología y la Neurocirugía empezaron mucho antes a aprovechar las ventajas de esta tecnología hasta el punto de convertirse en imprescindibles/un estándar a la hora de trabajar.


Lo cierto es que el ojo humano no fue creado específicamente para trabajar sobre pequeñas estructuras como son los dientes y el uso de un microscopio viene a compensar las limitaciones de la visión a simple vista con un principal fin:

Ofrecer tratamientos de mayor precisión, menos invasivos y más duraderos a nuestros pacientes. .”

Precisión


Seguro que ha oído decir en alguna ocasión a algún amigo: ”Mi dentista tiene unas manos fabulosas.” Y seguro que las tiene, pero realmente ¿dónde nace la precisión manual?


Existe una tendencia a pensar que la habilidad manual nace de las manos. Esto es verdad hasta cierto punto. Pero no podemos olvidar que si el ojo deja de ver con detalle, nuestros movimientos tendrán que apoyarse cada vez más en nuestro sentido del tacto.


Una de las principales ventajas de un microscopio es que podremos guiar nuestros instrumentos con mayor precisión y seguridad gracias a su sistema iluminación y la magnificación proporcionada por sus ópticas.


En otras palabras: la combinación de movimientos guiados por la visión en detalle y el tacto nos dará un total control de nuestros instrumentos en todo momento.


¿Y cómo de precisos podemos llegar a ser?


Gracias a un microscopio podemos llegar a realizar movimientos guiados y controlados con una precisión de 200 micras. Lo que equivaldría a 1/5 de milímetro.


Una precisión inimaginable a simple vista que no solo nos ayudará trabajar con más seguridad, sino que nos permitirá llevar la odontología que practicamos a otro nivel.


Tratamientos menos invasivos


Precisión y seguridad son variables fundamentales en odontología. Pero, ¿y si además somos capaces de conseguir más con menos?


En odontología menos siempre es más. Y por eso conservar la mayor cantidad de tejido dental es clave para conseguir tratamientos más predecibles y duraderos. Especialmente a la hora de tratar dientes.


La magnificación y la iluminación del campo de trabajo son grandes herramientas a la hora de tratar dientes, pero los microscopios Zeiss nos ofrecen también modernos Modos de Visualización Aumentada como el Modo de Fluorescencia que nos permitirá diferenciar mejor entre los tejidos enfermos y los tejidos sanos, así como entre los tejidos dentales y los materiales dentales, ayudándonos a ser mucho menos invasivos.


Tratamientos más duraderos


Una vez que dominamos visualmente el campo de trabajo:


lo invisible se hace visible

lo difícil se convierte en fácil

y lo laborioso se vuelve apasionante.


Y por ello conseguir tratamientos duraderos de alta calidad en un tiempo reducido se hace una realidad mucho más fácil de alcanzar.


Sin lugar a dudas los microscopios en odontología ofrecen innumerables ventajas en una profesión tan dependiente de nuestra visión.


Y no podemos olvidar que precisamente las imágenes que procesamos son las que nos permitirán diagnosticar mejor, tomar decisiones clínicas más acertadas y mover nuestros instrumentos con gran precisión. Lo que en definitiva nos permitirá alcanzar tratamientos de más calidad.


#Microscopio dental # Magnificación # Chocolate

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo